jueves, 14 de junio de 2012

Sexta fase del duelo por una ruptura: Resignación

La sexta fase del duelo sobre una ruptura es la Resignación. Dicen que esta fase del duelo es la más difícil de elaborar, en mi opinión cuesta mucho aceptar una realidad que tu no querías, con esto quiero decir que hay que aceptar que la relación no existe y a terminado para siempre, que nunca va a volver y que tienes que emprender una nueva vida solo, echar solo a volar.



Se puede decir que esta fase es la preparación para poder saltar del nido, conlleva un camino de aceptación y superación personal largo para sentirse preparado para empezar una nueva vida.

Esta fase del duelo por una ruptura es muy lenta y se va elaborando muy poco a poco. Para poner un ejemplo claro y que me entendáis esta fase es como si fuese un libro. Lo abres y empiezas a leerlo, empiezas con ganas y la historia parece que te engancha en un principio, pero cuando llegas a la página 20 ves que todavía te quedan 80 más para acabar el libro entonces te da pereza y lo dejas.

Al de unos días te vuelves a acordar de él y retomas la lectura, esta vez no empiezas desde el principio porque ya sabes de que va la historia así que con hacer un breve repaso por encima enseguida te plantas en la página 20 otra vez.

Pasan los días y sigues leyendo, pero la historia se vuelve un poco complicada y no te ves con ganas de leer cosas difíciles así que lo vuelves a dejar, pero al de un tiempo te das cuenta de que te pica la curiosidad y que quieres saber como sigue el libro, asique haces un breve repaso y lo retomas donde lo dejaste, llegará un momento en el que la historia te enganche tanto y tengas tantas ganas de leer que no lo dejes en ningún momento y lo termines, sin darte cuenta veas que pone fin y la historia a terminado, has llegado a la página 100.

Con esto quiero decir que esta etapa no es un camino lineal, es un camino en el que puedes avanzar 4 pasos y retroceder 5, y al de uno días avanzar 5 y retroceder 1, es lento y a veces en mi opinión agónico, pero lo importante es que paso a paso se llegue a la meta.

Cuando se llega a esta fase del duelo por una ruptura se piensa que lo peor ya ha pasado, pero no tiene por que ser así, esta etapa es la más difícil, al ser la más lenta y elaborada la persona puede agotarse psicológica y emocionalmente y es posible quedarse atrapado en ella, el resultado es una persona que no tenga ninguna motivación para seguir adelante.

En esta fase los sentimientos son muy contradictorios y la mente se encuentra en un conflicto constante, por lo que la persona no suele tener una actitud coherente y no tiene muy claro hacia donde quiere dirigirse. Por momentos echamos de menos a la pareja y queremos estar con ella, en otros momentos la odiamos y no sabemos como nos pudo hacer algo así, en otros nos es indiferente y nos vemos con ganas de empezar una nueva vida y en otros simplemente queremos desaparecer.
 
 En este momento de tu vida te has bajado del tren y te has quedado en la estación, esta etapa es el paso previo a subirse de nuevo al tren, la vida sigue y continúa y aunque no quieras hay que subirse de nuevo por que el viaje continúa.








En resumen esta fase del duelo por una ruptura es larga y elaborada, y en mi caso me hace sentir, como dice una canción de los Panchos que me enseñó mi padre de pequeña, ``Perdida, sin rumbo, y en el lodo´´.



4 comentarios:

superjau dijo...

Eriel!!! Esto de las fases del duelo está muy bien pero cuando llega la fase en la que se sacan las pistolas, se juntan las espaldas, se cuentan los pasos y tal como en el oeste?

jajaja Es broma! Que sepas que seguimos tus fases... pero desde el portatil y el movil se complica poner comentarios!

Un abrazo!

Nerea Aguirregoicoa dijo...

Muy bien expresado, que sepas que no estas sola, que estamos aqui las amigas, y cuando tengas ese momento de soledad ya sabes coges el movil y una llamada de s.o.s que iremos a socorrerte.
Animo que veras como sales de esta

Eriel dijo...

Muchas gracias Nere, gracias por el apoyo

Janire López dijo...

Muy bueno el ejemplo del libro... seguro que aunque te cueste tu libro termina en final feliz! ;-D